lunes, 21 de enero de 2013

La esgrima es para todos.

¿Esgrima? ¿Pero eso no duele? ¿Con tu edad y aún juegas con espadas? Seguramente muchos de vosotros habréis escuchado ya muchas veces estas cosas cuando le contáis a alguien que practicáis esgrima. Imaginad, si además de decir que practicáis este deporte, resulta que sois mujeres: 
¡UY... UNA MUJER QUE SABE USAR LA ESPADA! 
¿ERES UNA CHICA GUERRERA? 
¿ENTONCES TU COGES BIEN EL SABLE?
Quizás muchas de vosotras ya habréis tenido que soportar comentarios así, y si no lo habéis hecho, armaros de valor por si a caso. Y es que, aunque nos empeñemos en decir que nuestra esgrima es un deporte igualitario, y nosotras mismas cuando nos preguntan si la esgrima es principalmente para hombres contestamos muy seguras que no, la verdad es que la sociedad no lo contempla así, y lo que es peor, muchas veces nuestros propios compañeros de armas nos tratan de forma diferente y ponen un  granito de su parte que no nos hace grato favor.

Desde tiempos inmemorables, hemos podido ver fotografías y carteles de mujeres con ropajes de esgrima las cuales se utilizaban como anzuelo para el público masculino, ya fuera hacia el propio deporte, o hacia otros menesteres que nada tenían que ver. Por lo general, pocas veces estas imágenes pretendían presentar a la mujer como deportista, sino que la utilizaban a modo de fetiche sexual y luciendo sus encantos de forma erótica.
Hoy en día por lo general estas cosas deberían de haberse superado ya, sin embargo aún podemos escuchar cosas como "es que las mujeres tiran fatal", "es que si yo pudiera tirar en la poule de mujeres quedaría primero", "es que el nivel en el grupo femenino es pésimo". Si queremos que nuestro deporte llegue a la sociedad, consiga mayor soporte, mayor número de adeptos y mayores ayudas, los primeros que tenemos que respetar la esgrima somos nosotros mismos, y con ello respetar a nuestros deportistas por igual sean hombres o mujeres, y hacer especial hincapié en denunciar aquellas actitudes o comportamientos que vayan en detrimento de estos valores, con tal de conseguir en un futuro, que esgrima + mujer no tenga connotaciones sexuales, diferenciadoras o excluyentes.

2 comentarios :

Mónica Moro Mesa dijo...

Esgrimista en activo durante más de 15años, directiva y ahora madre de esgrimistas me cuesta creer que con el paso del tiempo las cosas sigan así. Sólo nosotras con nuestro esfuerzo y empeño podremos cambiar esas opiniones muchas veces fruto de la ignorancia.

Solo Esgrima dijo...

Cierto Mónica, parece mentira que a estas alturas tengamos que oír y ver cosas al estilo, pero por desgracia entre cosas que nos comentan algunas compañera y por propia experiencia, todo esto sigue pasando. A nosotros, nos indigna sobre todo que se tape tras "son bromas", "te falta sentido del humor", o que incluso muchas compañeras entren en esa dinámica sin darse cuenta de que se están echando piedras así mismas. Como tu dices, nosotras somos las primeras que debemos poner para cambiar estas cosas, y poco a poco dejar de oír algunas estupideces que aún "siguen vigentes".